Habi Hablóg
Declaro:
XML válidoXHTML válido800x600 +
RSS válidoCSS válidoNavegador digno
  Blog   Archivo   Contacto   Administración  

Acerca de

Matemático, informático, aficionado a la electrónica, friki... y otras cosas que no vienen a cuento ni pasan los filtros de palabras.

¿Queríais un blog? Ahí va.

Red antisocial

¡Me van a volver loca! 2.0
La Fragata Portuguesa

Z
¡Me van a volver loca!

Últimos posts

Crackeo preservativo
Restaurando ROMs
Una cosa lleva a la otra
Desbloqueando logros
Teclado en el PCW

Últimos comentarios

genocho
Victor Cortes Abad
Habi
Enrique
Dandare

Calendario

No hay fechas.

Categorías

Chorradas
Paranoias
Posts lúcidos
Tecnoesoterismo
Yuyus

Cenas de Abj

Abj debe 7 cenas.

Frase célebre

Zarith dice: pero hazme caso y no me hagas caso

La historia del ordenador que ardió tres veces

Habi - 10/04/2010 22:53:07 - Tecnoesoterismo

Esta historia comienza cuando recibí la llamada de un primo mío diciendo que se le había estropeado el ordenador. Es un ordenador que tiene en su consulta (es fisio (mi primo)). Es un ordenador que dejó bajando cosas el fin de semana. Es un ordenador con más de 8 años. Y es un ordenador que cuando volvió el lunes estaba quemado.

Y por quemado quiero decir que la parte de atrás de la carcasa estaba chamuscada, que el ventilador de la fuente de alimentación estaba derretido, y que todo apestaba a humo. Y menos mal que sólo fue eso, pues estaba sobre una mesa de madera y rodeado de cosas relativamente inflamables. En cualquier caso, ahí fue cuando el ordenador ardió por primera vez.

Pero no fue ahí cuando llamó a Habi. Viendo que se había muerto la fuente de alimentación, decidió cambiarla por él mismo. Compró una nueva, la puso y, como era de esperar, no le funcionó. Así que empezó a trastear y trastear.

Y en uno de esos trasteos tocó el "botón rojo que se yo que no se debe tocar", según me contó luego por teléfono. Y al rato, el ordenador pegó otro pedo y empezó a soltar un humo blanco un tanto tóxico. En esta ocasión es cuando el ordenador ardió por segunda vez, y cuando se decidió a llamarme.

Cuando me lo trajo descubrí qué era ese misterioso botón rojo: el selector de tensión 230V / 115V. La fuente nueva estaba frita, los dos condensadores electrolíticos previos a la etapa de regulación reventados, todo mojado con el electrolito y lleno de trozos del interior los mismos. Ese era el humo blanco, me temo.

Tras varios trasteos variados, llegué a la conclusión de que la placa madre tenía fastidiado el puente norte, pues leía basura en el bus PCI (es una placa madre antigua, se comunica con el puente sur directamente a través del PCI). Así que me decidí a hacer algo que siempre había querido hacer y nunca había encontrado la ocasión: soldar por reflujo a lo cutre.

Así que con la base metálica de una vela del Ikea aplanada por debajo, un poco de alcohol de quemar, un mechero y el puente norte sin su disipador me dispuse a ello. Un ratito ardiendo encima, con el calor controlado. Ahí fue cuando ardió por tercera y última vez (al menos, en esta historia).

Y también fue cuando volvió a funcionar. Le volví a montar su disipador al enfriarse y, dado que el resto de hardware estaba intacto, el ordenador volvió a funcionar como antes.



Post cerrado